Fibra de vidrio

La expresión fibra de vidrio puede tanto referirse a la propia fibra como al material compuesto Polímero reforzado con Fibra de Vidrio (PRFV), que es popularmente conocido por el mismo nombre.

Es un material compuesto de la aglomeración de finísimos filamentos de vidrio que no son rígidos y son altamente flexibles. Cuando se añade a la resina de poliéster (u otro tipo de resina), se transforma en un compuesto popularmente conocido como fibra de vidrio, pero en realidad el nombre correcto es PRFV, es decir, "Polímero refinado con fibra de vidrio".

El PRFV tiene alta resistencia a la tracción, flexión e impacto, siendo muy empleado en aplicaciones estructurales. Es ligero y no conduce corriente eléctrica, siendo utilizado también como aislante estructural. Permite una amplia flexibilidad de diseño, posibilitando el moldeado de piezas complejas, grandes o pequeñas, sin enmiendas y con gran valor funcional y estético.

No oxida y tiene excepcional resistencia a ambientes altamente agresivos a los materiales convencionales. La resistencia química del Fiberglass está determinada por la resina y la construcción del laminado. Puede ser producido en moldes simples y baratos, viabilizando la comercialización de piezas grandes y complejas, con bajos volúmenes de producción. Los cambios de diseño se realizan fácilmente en los moldes de producción, dispensando la construcción de nuevos moldes. Los costos de mantenimiento son bajos debido a la alta inercia química y resistencia a la intemperie, inherente al material.

La fibra de vidrio, tal como lo indica su nombre, es un material que consiste en numerosos y extremadamente finas fibras de vidrio. 

Los fabricantes de vidrio, a lo largo de la historia, han experimentado con fibras de vidrio, pero la fabricación en masa de fibra de vidrio, sólo fue posible con la invención de maquinaria de herramientas más finas. En 1893, Edward Drummond Libbey exhibió un vestido en la Exposición Mundial Colombina (Feria Mundial de Chicago) con la incorporación de fibras de vidrio con el diámetro y la textura de las fibras de seda. Este fue usado por primera vez por la actriz de teatro popular de la época Georgia Cayvan. Las fibras de vidrio también puede ocurrir naturalmente, como el pelo de Pele (es un término geológico de hilos o fibras de vidrio volcánico que se forman cuando pequeñas partículas de material fundido son lanzados al aire en erupciones volcánicas).
La lana de vidrio, lo que se conoce comúnmente hoy como "fibra de vidrio", sin embargo, fue inventado en 1938 por Russell Games Slayter de Owens-Corning como un material para ser utilizado como aislante. Se comercializa bajo el nombre comercial de Fiberglass, que se ha convertido en una marca registrada generalizada.
La fibra de vidrio se utiliza comúnmente como material aislante. También se utiliza como agente de refuerzo para muchos productos poliméricos, para formar un material compuesto muy fuerte y ligero denominado plástico reforzado con fibra de vidrio (PRFV). La fibra de vidrio tiene propiedades comparables a los de otras fibras como las fibras de polímeros y de carbono. Aunque no es tan fuerte o tan rígida como la fibra de carbono, es mucho más barata y mucho menos frágil.